esta es nuestra historia

Uno de los principales problemas de la sociedad urbana del siglo XXI es la falta de tiempo. Trabajamos demasiadas horas —tanto si somos autoempleados como trabajadores por cuenta ajena— y, puesto que a menudo residimos lejos de nuestro lugar de trabajo, pasamos largo tiempo desplazándonos. Solemos tener empleos estresantes, en los que todo «es para ayer» y que requieren el máximo de nuestra atención. Comemos rápido y mal, picamos cualquier cosa y si estamos fuera de casa, no siempre elegimos lo más sano.

Aquellos que nacimos en los ochenta o antes nos hemos hecho mayores; muchos tenemos pareja e hijos. Dedicamos todo el tiempo posible a nuestra familia y, a la vez, tratamos de mantener un mínimo de vida social, así que nos cuesta llegar a todo. Un tiempo que robamos al de nuestro cuidado y descanso. El resultado es estrés, ansiedad, dificultad para conciliar el sueño… Y lo que es peor: intentamos combatir la fatiga con estimulantes como el café o el té, remedios que acaban por ocasionarnos más fatiga y ansiedad.

Snadi surge para aportar una ayuda a estos problemas. Originalmente en formato barrita y ahora con una nueva apariencia pero idénticos ingredientes: complementos alimenticios en cápsulas, veganos y saludables, con los que combatir el estrés, la ansiedad (Manas) o la falta de energía (Prana) a través de plantas y hongos con propiedades bioactivas. 

Otras dos consecuencias de la vida moderna y que derivan de las anteriores son un sistema inmunitario deprimido —que se manifiesta con falta de energía, cansancio, se enferma con frecuencia— y un sistema digestivo colapsado —pesadez, hinchazón, etcétera—. Un círculo que se retroalimenta. Para ello ideamos los suplementos Bala y Agni.

También hemos creado la proteína en polvo vegana Snadi. Un producto con el que incrementar de forma natural el contenido proteico de la dieta, ideal para regímenes alimentarios altos en este macronutriente o personas vegetarianas y veganas, y que entre otras cosas favorece una flora intestinal equilibrada. 

No somos nuevos en este campo. Llevamos más de 15 años comercializando productos naturales, impartiendo clases sobre nutrición en universidades y escribiendo libros y otros contenidos sobre alimentación sana.

Nuestra promesa

Elaboramos complementos alimenticios a base de plantas y que, además de valor nutricional, tienen un valor funcional. Porque nuestro compromiso es, ante todo, crear productos sanos y que ayuden a mejorar la vida de las personas.

 

Nadiprana, la empresa familiar donde nacen los suplementos naturales Snadi, una sociedad formada mitad por Albert mitad por su madre Teresa, destina asimismo el 10 % de sus ingresos a la protección de animales. Especialmente a felinos como Snadi.

El dinero se destina exclusivamente a labores de protección de colonias felinas, compra de pienso de calidad, esterilización, higiene, cuidado de animales enfermos y búsqueda de familias adoptantes.

Albert Hurtado - Fundador de Nadiprana y del Universo Snadi

Albert Hurtado - Fundador de Nadiprana y del Universo Snadi

Soy emprendedor en empresas de alimentación y salud desde hace más de 10 años. He sido profesor universitario y escritor de libros y artículos sobre nutrición. Un fiel fan del triatlón y el crossfit en mis ratos libres.

Me gusta afrontar la vida de reto en reto, y mi nuevo gran reto es mejorar la vida de las personas a través de los complementos alimenticios Snadi.